02 Ago

Complicaciones y riesgos que pueden aparecer en el proceso de Fecundación invitro

Publicado en informacion, Comentarios desactivados en Complicaciones y riesgos que pueden aparecer en el proceso de Fecundación invitro

La fecundación invitro es un proceso sencillo y que implica pocos riesgos. Hoy en día el porcentaje de éxito es muy elevado, gracias a los avances científicos. Por desgracia la FIV sigue siendo un proceso caro y largo, que en ocasiones puede causar problemas de estrés, ansiedad y depresión. Las inyecciones de hormonas pueden causar cambios de humor en la mujer, dolores abdominales intensos e hinchazón. En algunos casos durante este proceso la mujer puede tener brotes de depresión. El trastorno más grave que se puede presentar durante un tratamiento hormonal es el síndrome de hiperestimulación ovárica, que se traduce en una acumulación de líquido en el abdomen, dolor abdominal, mareos, náuseas y vómitos. Normalmente con un poco de reposo el síndrome de hiperestimulación ovárica remite solo, en casos graves es necesario drenar ese líquido.

Durante la extracción de los óvulos pueden producirse daños en los tejidos anexos a la zona de la extracción, la aplicación de anestesia local tiene los mismo riesgos que en cualquier otra operación. Es más común que, buscando un mayor porcentaje de éxito en el embarazo se implanten varios embriones, de los cuales se desarrollen más de uno, produciéndose un embarazo múltiple.

El proceso es muy costoso, por lo que toda mujer que desee someterse a este tratamiento debe contar con un fondo económico elevado. Antes de la fecundación in vitro es necesario realizar múltiples pruebas y análisis, que suponen una inversión de tiempo y dinero. La mujer debe tener tiempo libre para acudir a la clínica de fertilidad siempre que sea necesario. La congelación de los embriones restantes también es cara, aunque se puede proceder a su descongelación en cualquier momento.

Se puede dar el caso de que a la primera FIV no se consiga un embarazo, en ese caso habría que repetir el proceso de implantación de embriones (en caso de que se hubieran congelado) o repetir todo el proceso de extracción y fecundación de óvulos, con los consiguientes gastos adicionales. Por todos estos motivos se recomienda que una mujer que se va a someter a una FIV tenga apoyo psicológico y respaldo médico y económico.

01 Ago

Pasos que se siguen en una Fecundación in vitro

Publicado en informacion, Comentarios desactivados en Pasos que se siguen en una Fecundación in vitro

La fecundación invitro se recomienda en casos de infertilidad, esterilidad (usando ovodonación), cuando el esperma del hombre tiene algún defecto y no se consigue el embarazo por medios normales ni inseminación artificial, casos de endometriosis, mujeres a las que se les ha extirpado los ovarios, con problemas u anomalías en las trompas de Falopio… No es un proceso complicado y tiene un alto porcentaje de éxito.

Paso 1: Estimulación hormonal

Se le suministran a la mujer medicamentos para aumentar su fertilidad, de esta forma se puede aumentar su producción de óvulos (superovulación). Para verificar que el tratamiento funciona se realizan exámenes hormonales y ecografías. En el caso de que se vayan a implantar óvulos propios se realizaría a la mujer que pretende ser fecundada, si se tratara de una donación este paso se aplicaría a la mujer que va a donar sus óvulos.

Paso 2: Extracción del óvulo:

Los óvulos se extraen mediante punción, para realizar esta operación sólo es necesaria anestesia local. No suelen presentarse efectos secundarios, muy raramente la mujer presenta calambres después de la extracción, no hace falta tratamiento y remiten en pocos días.

Paso 3: Inseminación

Se escogen los óvulos de mayor calidad para que puedan ser fertilizados, y se juntan con los espermatozoides. LA fecundación puede tardar horas. Cuando de esta forma no se consigue la fecundación es necesario inyectar el espermatozoide directamente en el óvulo (inyección intracitoplasmática) u otra técnica de inseminacion artificial.

Paso 4: Desarrollo del embrión e implantación

Los óvulos fecundados no se implantan hasta pasados unos días, cuando ya se ha desarrollado el embrión. Se implantan varios embriones directamente en el útero utilizando un catéter. Los embriones que no se utilizan son criogenizados. En caso de que no se produzca un embarazo con el primer intento se volverán a implantar los embriones congelados en el útero.

Fecundación in vitro, una web en la que hablamos de la importancia de la fecundación in vitro, que es, por que se necesita,…